lunes, 13 de junio de 2011

Tragedia más tiempo...


¿Qué es la comedia? Sin lugar a dudas es una pregunta bastante difícil de contestar... Mi inclinación natural, no solo en el cine sino en mi propia vida, siempre ha sido la comedia. Es algo que nunca he escondido, de hecho más bien lo he pregonado a gritos siempre que he tenido oportunidad. Se suele decir, y yo lo comparto plenamente, que un chiste hace gracia porque siempre tiene una dosis de verdad. No cabe duda de que la comedia como género, y como faceta misma de la vida, es esa inclinación para reírte de la existencia humana y de sus continuas meteduras de pata, o incluso de sus logros. Ese punto de vista divergente en el que se busca lo gracioso, lo cómico de todo cuanto nos rodea, incluso de situaciones que pueden resultar muy muy dramáticas: recordemos esa maravilla de película titulada "La Vida es Bella", donde Roberto Benigni consigue conjugar algo tan contrapuesto como el holocausto y la comedia, sin que en absoluto resulte insultante o fuera de lugar (solo decir que Benigni se cuidó mucho de mostrar el guión a varios miembros de la comunidad judía, que no sólo no se sintieron molestos, sino que se maravillaron con la propuesta).

"La Vida es Bella", de Roberto Benigni

El holocausto fue una de las grandes tragedias que ha sufrido la humanidad en toda su historia, todos lo sabemos. Sin embargo el paso del tiempo convierte las grandes tragedias en situaciones donde la comedia puede tener cabida, pese a lo que pueda parecer y pese a lo difícil que pueda resultar, especialmente para quien se atreve a ello. Así nos lo enseña el maestro Woody Allen en su película "Delitos y Faltas" a través del histriónico y ególatra personaje de director, interpretado por Alan Alda (como me encanta este actor).



El propio Woddy Allen nos muestra aquí otra cosa muy importante y fundamental, que todos los cómicos se aplican, o al menos deberían aplicarse: la capacidad de autocrítica. Siempre he creído que el reírse de uno mismo no solo resulta un ejercicio muy sano a nivel psicológico, sino que es un aspecto que te hace evolucionar, avanzar. Y justo después de decir la gran frase de repente se acaba el material... la comedia sin el tiempo sencillamente no existiría.