domingo, 2 de enero de 2011

Un año que se va, otro que llega...

¿Quien no ha echado alguna vez la vista atrás en los cambios de año? En lo personal 2010 ha sido un año verdaderamente movido, los que me conocen lo saben bien. Aunque tengo que reconocer que en lo cinematográfico no ha sido menos.

Mi primer recuerdo de 2010 en este aspecto es sin duda la película "Avatar", de James Cameron, que fui a ver el 11 de Enero. Un filme que, a nivel visual, me impresionó de manera especial. Tengo totalmente grabada en la memoria la imagen de inicio, en la que el protagonista se despierta tras una larga criogenización, su cápsula se abre, y de repente aparece un hombre flotando, seguramente un médico, con el que intercambia unas pocas palabras. De alguna manera me resulta inquietante admitir que es la única película que he visto en 3D. La entrada fue un regalo que me hicieron que aún conservo con especial cariño. ¿Me gustó la película? es una respuesta a la que no puedo dar un sencillo sí o no... solamente diré que me marcó en muchos aspectos, fue toda una experiencia y, además, siempre he sentido una profunda admiración por su director.

Sin embargo este año que ya ha terminado no ha sido precisamente un año en el que haya acudido asiduamente al cine, es posible que esta situación se haya dado, entre otras cosas, por el panorama económico que se está viviendo, y el desorbitado precio que supone ir al cine hoy en día. De hecho, después de "Avatar" se pueden contar con los dedos de una mano el resto de películas por las que acudí a una sala de cine (todas, eso sí, muy notables): "Up in the Air", de Jason Reitman; "En Tierra Hostil", de Kathryn Bigelow (que por motivos personales no pude ver en su totalidad); "Animal Kingdom", de David Michôd; y "La Red Social", de David Fincher.



Por otro lado el 2010 ha sido, sin lugar a dudas, mi año más prolífico. Comenzó totalmente desierto a nivel creativo, ya que aunque el proyecto de "Ay, Pavloba" ya se encontraba en marcha, al comienzo del año estaba en un periodo de ibernación total. Luego, en Mayo y Junio, casi de casualidad, participé como invitado en un par de capítulos de la serie de internet "Lógico que salga mal", de Alejandro Lorenzo y Pepe Mansilla; y a partir de ahí todo se sucedió rápidamente. Luego vino la escritura del guión definitivo de "Ay, Pavloba", su grabación en Agosto y la posterior postproducción y promoción que todos conocéis de sobra. Mi colaboración en el cortometraje "Retrovisor", de Alberto Lavín, como auxiliar de producción. Mis actuaciones secundarias en "Hecho añicos" de Pedro Díaz y Pepe Mansilla y "Heil Flashback!" de Alberto Lavín, y mi primer papel protagonista en "Eres demasiado bueno para mí", de Enrique Lojo. El final de todo este recorrido ha sido el estreno de "Ay, Pavloba" en Torrelavega (Cantabria).


Aunque me gustaría hacer un especial énfasis a lo que ha marcado verdaderamente el final del año: el primer premio del "II Maratón de Cortometrajes Express Juvecant 2010" para "Heil Flashback!". Alberto Lavín ha obtenido por fin un merecido reconocimiento después de tanto tiempo, y lo ha logrado con este sencillo cortometraje que para mi tiene unas altas dosis de ese profundo amor por el lenguaje cinematográfico que profesa su director. Sin duda uno de los cortos más brillantes que he podido ver en mucho tiempo, y en el que ha sido todo un placer participar. ¡Enhorabuena compañero!

Momento inédito de "Heil Flashback!", de izquierda a derecha: Pedro G. Argumosa, Alberto Lavín, Sheila Abascal y yo (Foto: Sergio M. Villar)

Veo este final de 2010 como una especie de preludio de lo que nos depara el 2011, año en el que "Ay, Pavloba" comenzará su distribución por festivales nacionales, así como diversas proyecciones en diferentes sitios de España. Lavín seguirá distribuyendo su cortometraje, y preveo que la suerte le va a acompañar. Álvaro García terminara el rodaje de su ópera prima: La Sombra del Otro. Y además de todo eso... por mi parte, ya se está gestando el siguiente proyecto... ¡Un no parar!

Por el momento tengo ganas de ver "No Controles", de Borja Cobeaga. Tiene ingredientes que inevitablemente me atraen: un amor perdido que se intenta recuperar, retraso de vuelos a causa de un temporal, una canción pegadiza y todo ello en el marco del género de la comedia. Y, como no, que esté dirigida por Borja Cobeaga, claro.



3 comentarios:

mansillaquetepilla dijo...

Menudo lavado de cara le has metido a tu blog! Me alegro de que hayas tenido un año tan prolífico y siempre estés dispuesto a echar una mano! Sigue así :D

lojoquetecojo dijo...

Me alegra formar parte de tu 2010. Qué siga así en los sucesivos, y coincido con Pepe: Buen lavado de cara!

Peliculas de Estreno dijo...

varios años sin que nadie publicara un comentario por aca, pero lo que quiero decir es, donde encuentro la pelicula online?