martes, 14 de julio de 2009

Grandes Series (1): Perdidos

Aún a riesgo de salirme del tiesto que yo mismo delimité al confeccionar este blog he decidido iniciar una nueva sección dedicada al mundo televisivo, más concrétamente al mundo de las series de televisión. Al fin y al cabo yo creo que alguien que se dedica al mundo del cortometraje es, por definición, un amante de lo audiovisual y de todos sus derivados, tengan la duración y estructura que tengan; de hecho, no es la primera vez que hablo de un producto audiovisual cuyo principal escaparate es la televisión.

Hoy en día estamos viviendo una etapa en la que la ebullición de series es impresionante, y el número de seguidores se cuenta por millones. Series que han conseguido despistarnos del día a día, que nos hacen reflexionar sobre la condición humana, que nos enganchan sin remedio, que acabamos amando, odiando o ambas cosas al mismo tiempo; pero sobre todo, y creo que eso nadie lo duda, series que tratan al espectador con un respeto al que no nos tenían acostumbrados los productos televisivos habituales. Para mi una de las grandes series que se emiten en la televisión hoy en día es "Perdidos".


Estos días he revisitado esta serie, que debo reconocer tenía abandonada desde hacía un tiempo, y me he vuelto a enganchar totalmente. En la primera temporada todos creíamos, al menos al principio, que la historia era bien sencilla, incluso alguno llegó a decir que simple: un grupo de personas que viaja en un vuelo de Sidney a Los Ángeles sufre un accidente y acaba en una isla perdida en medio del oceano, esperando a ser rescatadas. Durante esa espera cada personaje recuerda algunos momentos de su vida pasada, que a los espectadores se nos van revelando en forma de flash-backs; hasta ahí todo es facil. Pero la cosa ha ido complicándose a medida que se sumaba un nuevo capítulo y a media que transcurría una nueva temporada. El espectador comienza a atar cabos, empieza a existir una cierta relación entre la situación de los personajes en la isla y su pasado, incluso algunos han tenido alguna relación entre ellos previa al accidente, aunque ni siquiera lo saben, y también descubren que no son los únicos supervivientes o, incluso, los únicos habitantes de la isla. En definitiva, nos encontramos ahora mismo esperando la sexta temporada habiendo respondido a muchas preguntas que se formularon pero con otras nuevas e inquietantes que exigen una respuesta.

Logo de la Iniciativa Dharma

"Perdidos" es ese tipo de series cuyo grupo de espectadores asiduos (véase fans) deben poseer una característica de personalidad clave: ser muy pacientes. Los acontecimientos que transcurren en la isla no llegan al medio año, mientras que en la realidad desde que comenzó la serie han transcurrido cinco. También es ese tipo de series cuyo grupo de individuos narrativos (véase personajes) posee una característica clave: el cambio. No son personajes estáticos, no se mantienen impasibles ante lo que ocurre a su alrededor, sino que se transforman. Esa transformación consigue que personajes que unos espectadores amaban y otros odiaban en la primera temporada sean denostados por ambos grupos en la tercera y reverenciados por unanimidad en la quinta. Consigue que el personaje con el que te identificabas ayer te provoque nauseas el mes siguiente, o viceversa. Intuiréis que las combinaciones son, sencillamente, infinitas.

Michael Emerson en su personaje de Benjamin Linus

Sin embargo a todo lo anterior hay que sumarle un excelente trabajo de guión (indudablemente los guionistas norteamericanos son impresionantes, un claro ejemplo a seguir), una excelente puesta en escena de los diferentes directores que realizan los capítulos, y unas fantásticas interpretaciones de su elenco (destaco especialmente a Matthew Fox, el lider del grupo: Jack Shepard; Terry O'Quinn, el enigmático John Locke; Henry Ian Cusick, el simpático Desmond Hume; Michael Emerson, el perverso Benjamin Linus; y Elizabeth Mitchell, la extraña Juliet Burke). Todo ello hace de "Perdidos" una serie imprescindible que no pasará a la historia de la televisión, sino que ya forma parte de ella.

4 comentarios:

Beatrix dijo...

Me ocurre lo mismo que con Harry Potter, vi los primeros capítulos y después perdí la pista de la serie; supongo que debido a los cambios de día y hora de La 1.
Sé que lo han repetido desde el principio en Cuatro, pero es mal horario para mí.


Saludos desde la krypta.

Nanduco dijo...

Gracias por comentar, Beatrix. Pues otra opción que tienes es que te la deje alguien, a parte de otras opciones distintas que suelen ser bastante prácticas... pero no te la pierdas porque merece la pena, creeme. Un saludo!!

Sofia dijo...

Hola! Me encanta este post, soy una gran fan de Perdidos, me parece la mejor serie que hay ahora mismo. Y es verdad que he pasado por todas las fases de amor-odio que dices con casi todos los personajes de la serie jejeje pero que bien dibujados están, y como se fijan y cuidan todos los detalles. Ahora que la estoy volviendo a ver en Cuatro, me doy cuenta de lo bien pensado que lo tenían todo desde el principio. Me encanta!:D

fotograma25 dijo...

Pues nosotros pronto abriremos una sección de series en la página de la asociación. Si quieres escribir algo estarmos encantados de tu granito de arena
gabr7