martes, 24 de febrero de 2009

Crítica de "Los Partyculares", por Cinentérate

El programa cántabro de radio y televisión "Cinentérate" ha publicado su critica sobre mi último cortometraje: "Los Partyculares", en su página web. Me alegra decir que se trata de una crítica muy favorable que incluso cierra con una referencia cinematográfica de altura de la que solamente puedo sentirme profundamente halagado. Sin embargo no quiero atribuirme todo el mérito: esto ha sido gracias a todo el equipo que ha formado parte de esta aventura, muchas gracias a todos/as, nunca me cansare de agradecéroslo. A continuación podéis leer la crítica:

Dado el anuncio hecho público ya por parte de la organización del Festival Internacional de Cortometrajes de Torrelavega para la edición de este 2009, que incluye una nueva orientación hacia el género de la comedia, estamos seguros de que el último cortometraje de Fernando Sánchez, "Los partyculares", contará con muchas opciones de cara a conseguir un importante resultado en el certamen. Si bien hasta ahora el cine del realizador torrelaveguense era bastante personal, y a veces el muro levantado era demasiado alto como para que un público generalista pudiese saltarlo, en este caso se desmelena, nunca mejor dicho por el argumento y en el mejor sentido de la palabra, para ofrecernos una historia "hipnótica" de marcado dinamismo rítmico.

Cuatro amigos de la más variada procedencia, y con los más diversos caracteres, deciden acudir a una fiesta/guateque. Música, bebida, chicas... y, como suele suceder en muchas ocasiones, el final de la noche, para no desvelar el desenlace, está por descubrirse. Esta historia generacional es una idea de Manuel Menchaca, coguionista junto al propio realizador del cortometraje que nos atiende. Seguramente, más de uno pensará que la fiesta en cuestión tiene más bien poco que ver con las de hoy en día, léase por ejemplo el botellón, pero encierra ese aire nostálgico que para los que tenemos cierta edad aún recordamos celebrando en algún que otro garaje. Más allá de esa vinculación personal, Fernando Sánchez sabe construir un universo propio lleno de escenas costumbristas propias cercanas a posibles recuerdos de los espectadores.

El telón de fondo, "la sala de fiestas" tiene además una presencia colorista muy lograda y que sirve a la perfección para crear el ambiente preciso de cara a sumergirnos en esta "borrachera" de gags y temáticas comunes a todas las generaciones. En circunstancias como las presentes, donde la fluidez y cercanía de palabras marcan diferencias, el guión cumple con creces, salvo alguna concesión esporádica y menor resbaladiza, a la hora de meternos en situación con unos diálogos medidos, precisos, concisos y llenos del carácter urbano y cosmopolita.

En el apartado menos favorable, es muy difícil conseguir un pleno, destacan varios planos de "travelling"/movimiento de cámara muy forzados, extremadamente bruscos. Además, en lo que concierne a las interpretaciones, el reparto nos ofrece momentos realmente reseñables junto a otros muy limitados y/o todavía por pulir ante una cámara. Sin nombres señalados, quedará en la retina de los espectadores una secuencia memorable mandolina en mano. Precisamente, la BSO juega un papel determinante tanto en los momentos más cómicos como en los créditos finales para emulsionar y potenciar el efecto nostálgico y la reflexión final. ¡Que tire la primera piedra quien no se haya sentido alguna vez un partycular de pro!. Con permiso de los cinéfilos, ¡Fernando se coló en tu guateque, Blake!

4 comentarios:

Lasaga dijo...

Una crítica mu guapa (no como este comentario insulso)

Txutxo siempre creyo en ti dijo...

Joder, siupongo ke la proxima oportunidad para verlo sea en Torre...pues sinceramente creo ke es elcorto cantabro keas tengo ganas...

Anónimo dijo...

Está bien la crítica, pero no te subas a la parra. A tu corto le faltan por lo menos unos 18 minutos de sexo explícito carente de argumento.

Sé humilde y sigue el ejemplo de Álvaro García, que mira cuántos premios está ganando con su magistral Obra Maestra del porno.

Nanduco dijo...

Me alegro por tus palabras, Txutxo, y bienvenido al blog. Pues estamos haciendo unas gestiones para proyectarlo en Santander, por supuesto te invito a que sigas acudiendo a este blog o al del corto para informarte sobre las novedades que se den. Muchas gracias por tu interés ;-)

Vaya, Anónimo, parece que "Cuestión de fe" no te gustó mucho... es una pena, pero esta claro que no le va a gustar a todo el mundo. Yo mismo le expresé mi opinión a Álvaro de que me gustó mucho más uno de sus primeros cortos, "The Gift", que éste, pero no calificaría a "Cuestión de fe" de porno. Además creo que puedes expresar tu opinión desfavorable sobre el mismo de una manera más elegante, pero bueno: de todo tiene que haber. En cualquier caso bienvenido al blog y gracias por comentar, seas quien seas...