jueves, 1 de marzo de 2007

Otra vez será

Finalmente las predicciones se equivocaron, ni Fesser ni Cobeaga se llevaron la estatuilla dorada. La ganadora fue "West Bank Story", cortometraje que se basa en la historia de la gran película "West Side Story" pero trasladada al conflicto Palestino-Israelí. Las claves de su éxito, desde mi punto de vista y sin haber podido ver el corto, son que es una comedia musical que trata un tema serio, algo que siempre funciona si se hace bien, y que este no es un tema cualquiera, es ni más ni menos que el conflicto de Oriente Próximo. A esto hay que añadir que, probablemente, el corto estará muy bien dirigido, muy bién interpretado y en general será un cortometraje atractivo. En otras palabras, simplemente ha ganado el mejor, pero es inevitable que los que teníamos tantas ilusiones puestas en que ganaran Fesser o Cobeaga nos sintamos en cierto sentido decepcionados con el resultado, que por otro lado quiero remarcar que es un resultado fruto de una votación democrática y justa, ni más ni menos.

Los que se dedican al cine y los que intentamos introducirnos en él no debemos dejar que esto nos detenga en la ilusión que, por otro lado, debería de ser el principal motor que nos mueve: la ilusión por el cine. No ocurrio cuando Juan Carlos Fresnadillo no se llevó el premio por "Esposados", ni cuando le ocurrió lo mismo a Nacho Vigalondo por "7:35 de la mañana". Opino que se debe de seguir por este camino que se está abriendo. Estamos siendo testigos de un momento histórico, que debemos de mirar de una manera positiva. Como Borja Cobeaga dijo en una entrevista posterior a su nominación: "El hecho de que dos cortometrajes españoles estén entre los cinco nominados a mejor cortometraje demuestra no solo de la calidad de nuestros cortometrajes, sino la proyección internacional que estos empiezan a tener". Y sin duda eso es algo muy importante. Nunca estuvo más vigente la, por otro lado tópica y típica, frase: Lo importante no es ganar, sino participar. Y si la participación empieza a ser en estos términos, no solo los cortometrajes sino los largometrajes ("El Laberinto del Fauno", seis nominaciones, tres oscar) la cosa no solo pinta bien, estamos empezando a ser un cine con fuerza y con mucho potencial, que además crece cada año.

No dejemos que nos caracterice el pesar por la pérdida o la no consecución del triunfo, pensemos simplemente que otra vez será y sigamos adelante con ello, sin duda lo conseguiremos.

4 comentarios:

Angie dijo...

Angie
Estoy totalmente de acuerdo contigo, así que aplicate el cuento. Yo no voy a decirte eso de ¿para cuando el próximo corto?; pero estoy deseando que ocurra.
Todos los dias visito tu blog impaciente, no solo para ver si has sacado algún otro, si no también para leer los comentarios que haces, pues me parece que eres muy ameno escribiendo.
¡Chico, tu vales para esto! así que ánimo y a por ello.

MalaiKa dijo...

Uola!
Me ha encantado tu blog...y eso que yo soy más de leer y menos de ver...jeje...pero me han encantado tus cortos...sobretodo el de Goodbye Blue Sky, he de decir que soy una gran fan de Stephen King y me has recordado muchísimo a el...simplemente PERFECTO! jeje.
un BiCo Enorme

Ivan dijo...

Me encantó "El laberinto del fauno". Es una gran pelicula.

Alberto Gastesi dijo...

Pues a mí El laberinto del fauno no convenció en absoluto. Es una idea que se ve que funciona sobre el papel, pero no como film. Hay algo en esa cojunción fantasía/realidad que no funciona, al menos no de la forma en que está contada. Amén de que como aventura de fantasía es de las peores que he visto.

Nando, y los demás demases, os deberíais pasar por mi blog a comentar un post donde pongo frente a frente dos cortos que he hecho para que me ayudéis a decidir cuál mandar a algunos festivales donde sólo dejan uno por persona.