viernes, 16 de febrero de 2007

Panorama para Estafar (2003)

SINOPSIS

Año 2002. Donoban, un agente de policía de Torrelavega, lucha contra el tráfico de drogas que lleva a cabo Markus, un narcotraficante, en la pequeña ciudad. Donoban detiene a Chulo, esbirro de Markus, utilizando métodos poco ortodoxos, por lo cual le echan de la policía. Pero esto no le detendrá en su empeño: encontrar a Markus y asesinarle. Por otro lado los agentes Rominguer y Pascual buscarán a Donoban para detenerle. Pero él cuenta con la ayuda de Ace, un inmigrante escocés que trabaja como agente de policía en la ciudad, y que era su compañero cuando Donoban estaba en el cuerpo.

COMENTARIOS

Segundo corto que realicé, pocos meses después de terminar el montaje de "El Aburrido". Los personajes principales, especialmente Donoban y Ace, fueron creados, mucho tiempo antes, por Manuel Menchaca (interpreta el personaje de Pascual) y Ramón Gutiérrez (interpreta al personaje de Donoban), los cuales me propusieron hacer el corto. El rodaje comenzó antes de que existiera ningún guión, la historia y los diálogos fueron elaborados sobre la marcha por Jorge Prida, Manuel Menchaca y yo mismo, añadiendo alguna escena con improvisación, al más puro estilo de "Casablanca". Y de hecho esa es, de alguna manera, la pequeña grandeza de este cortometraje. Todos los actores, nótese que desgraciadamente no sale ninguna mujer (no me juzguen de machista, creanme que no lo soy), son amigos míos, lo cual también ayudó en el ambiente del rodaje.
Se trata de una comedia alocada, a veces sin sentido, que intenta ser un homenaje a algunas películas del genero policíaco: el inicio copiado de "Fargo", una escena de acción al estilo de Tarantino (con música de Pulp Fiction tanto en esa escena como en los créditos finales), el personaje de detective atormentado que tanto se repite en el género (Blade Runner, El Halcon Maltés, Chinatown, Dick Tracy), además de introducir elementos del género del falso documental.
No se les exigió nada a los actores, poco menos que se les dijo que lo hicieran mal. Sin embargo, las propias risas de los actores durante la visualización del corto inducen al espectador a reirse, lo cual no se convierte en un fallo (que lo fué) sino en una forma de pasar un buen rato y disfrutar con un cortometraje. Ahora bien: Ramón Gutiérrez lo hace muy bien, desde entonces se ha convertido en mi actor fetiche, aunque por desgracia tengo pocas posibilidades de volver a rodar con él, salvo en periodos vacacionales, pues yo estoy en Santiago y él estudia en Bilbao, solo nos reunimos en Torrelavega en esos momentos. Pero Donoban sin Ramon no sería lo mismo, eso seguro.
Debo de pecar de arrogancia y decir que me gusta mucho el montaje que tiene el cortometraje, sinceramente creo que hice un buen trabajo, desde luego me costó bastante, y el rodaje (al solo tener una cámara) fue bastante agotador, especialmente en las escenas de acción. En cuanto a la música hice una pequeña selección que encajara con la historia y con cada momento del corto, siempre atendiendo a que se trataba de una comedia. Los efectos sonoros, los disparos de las pistolas y metralletas, son sonidos del Counter Strike, un juego de ordenador (lo que mejor teníamos a mano). La sangre es Ketchup, he de comentar que desde que hice el corto le cogí manía al Ketchup, no le podía ni ver, porque en las escenas que lo utilizamos olía a vertedero de asqueroso Ketchup... No volví a comer Ketchup pasados más o menos tres años, ahora ya estoy plenamente rehabilitado.
He de decir que es un corto donde lo mas importante que destaco de él es lo bien que nos lo pasamos rodándolo, indiferentemente del resultado final. No debemos olvidar que las personas son muy importantes, y a veces el intentar ser perfeccionista como artista te obliga a alejarte de los que mas quieres; este corto supuso, para todos los que participamos en él, un antes y un después en nuestra relación de amistad. Fue un momento que nunca olvidaremos, y que de hecho tenemos intención de repetir con una segunda parte (algo que intentamos hace más o menos dos años, pero que no salió bien).
El corto fue presentado, junto con "El Aburrido", en el V Festival Internacional de Cortometrajes de Torrelavega, pero tampoco fue seleccionado.

6 comentarios:

Meiguinha dijo...

¡De aquí a los Goya! jejeje.
Fuera bromas y de modo objetivo decirte que tus cortos no están nada mal para los medios que tienes así que a seguir intentando acercarte cada día un poquito más al mundo del Séptimo Arte ya que con un poco de suerte y de paciencia seguro que acabas logrando alguna subvención que te ayude a hacer trabajos más profesionales.
Ánimo de tu admiradora número 1... aunque quizás ese puesto se lo tenga que ceder a Rosa, ¿no? jeje.
Un biquiño dunha meiga.

Nanduco dijo...

Bienvenida Meiguinha. Jejeje. Na... Que pena de emoticonos, pondría uno de esos que se pone colorao. De momento iré tirando y a ver si pasa lo que tu dices de una subvención, pero bueno, con paciencia. Claro que eres mi admiradora número uno, jejeje. Un beso muy grande.

Willack dijo...

Si queréis escenas de acción y polis duros sufrientes de los buenos, no dejéis de visitar:

http://www.gurisguiris.com/

También hecho por gente del norte.

Anónimo dijo...

Me gustan mucho estos tres cortos, pero con el que mas me he reido ha sido con "Panorama para Estafar"; no se si seguirías el guión religiosamente, pero desde luego que la compenetración entre todos es fantastica; ya que en algún momento da la sensación de que aunque no sabían como seguir, solventabais la situación rapidamente.
No tengo ni idea sobre el tema, pero esto te ha quedado muy chulo.
¡Animo! ya que con la edad que tienes, creo que vas camino de los Oscar. Angie

Nanduco dijo...

Muchas gracias Angie y bienvenida al blog. Bueno, hicimos lo que pudimos y la mayoría de las cosas son improvisadas, como se puede apreciar, pero fue muy divertido. Hombre, a los Oscar... creo que para eso aun pasara, si sucede, mucho mucho mucho... mucho muuuuuuuuuuchoooooooo tiempo, y reitero lo de si sucede. Pero gracias por tus animos. Nos vemos.

Prida dijo...

Jamás me reí tanto como en aquellos 3 días, separados incluso por meses, en los que grabamos aquellas escenas, medio improvisadas.
Lo pasamos muy bien, si, muy bien.
Por cierto, yo también le tuve una buena temporada asco al ketchup, se me resecó en la pierna.
jaja.
Paz